jueves, 14 de septiembre de 2017

NUESTRA VOZ

    Será nuestra voz quien lleve esa devoción que envuelve Rute, serán nuestros corazones portadores de ese fervor único y especial, y los acordes de las guitarras serán el mejor cobijo para difundir el amor hacia la Reina de Rute. En pocos días tendremos la suerte y el privilegio de participar junto con siete coros más en el II Concurso Nacional de Coros flamencos, rocieros y romeros que se celebrará en la ciudad de Montoro.

    Nuestra maleta estará llena de fervor, de momentos vividos, de esa devoción que recibimos desde niños que hace que el mes de Mayo sea mágico y esperado, estará llena de Ella, de Nuestra Madre, difundiendo con nuestras voces ese amor que siente Rute hacia la Santísima Virgen de la Cabeza. Nuestra voz ha sido y será siempre un canto de amor a Nuestra Madre, y con ella trasmitiremos ese fervor para que llegue al corazón de todos los allí presentes.

     También queremos dar gracias a todos los que con sus votos habéis apoyado a éste, vuestro coro de romeros. Y como no, GRACIAS Y MIL VECES GRACIAS a todos los que alguna vez formasteis parte de esta familia, los que habéis sentido ese cosquilleo previo a la función, los que os habéis emocionado cantándole una salve y en definitiva los que pusisteis vuestro granito de arena para que este coro, esté año tras año cantando a Nuestra Reina. Y por supuesto, a nuestras familias, que nos aguantan cada día y que incansables nos apoyan siempre.

    Sólo nos queda invitarles a todos a disfrutar de esa gran noche de coros......

¡OS ESPERAMOS EN MONTORO EL 23 DE SEPTIEMBRE!

domingo, 17 de abril de 2016

SIEMPRE CON ELLA

Quizás seamos muchos, cientos, miles los ruteños que quedamos marcados por un momento único, especial, irrepetible, que guardaremos siempre en un lugar privilegiado del corazón. Quizás jamás hubiéramos imaginado que podríamos vivir ese momento histórico y mucho menos que formaríamos parte de ello, porque cada uno de nosotros, cada uno de los ruteños hicimos aún más si cabe que ese momento fuera increíblemente mágico. Nosotros, a parte de vivirlo como un ruteño más, tuvimos la suerte de agrandar ese gran álbum de momentos especiales que este coro ha vivido junto a Nuestra Reina. Pusimos voz a esa despedida entrañable que este pueblo quiso darle antes de su histórico viaje, pero paradojas de la vida, no era una despedida al uso, porque también los ruteños partimos tras Ella, siendo así sus más fieles compañeros de viaje. 

Pero si hay algo que caló en nuestro corazón fue sin duda su estancia en la capital. Aquel viernes, último día de triduo, unimos nuestras voces con la fe que brota del corazón de cada ruteño,  de los que se encontraban allí y de los que estaban en Rute anhelando su esperado regreso. Algo especial envolvió nuestras voces, que le ofrecimos como si del mejor de los presentes se tratára. Ella estaba majestuosa, desde ese altar que impresionó a todos los que se acercaron a San Andrés para visitarla. No era Rute, pero Rute estaba presente llenando una parroquia que no era la de San Francisco, pero donde brotaba un aroma barribalteño por cada uno de sus rincones. Sonaron guitarras, se alzaron las voces, quizás tampoco era Mayo, ni un aire de flores y volantes nos envolvía, pero había un amor que impregnaba cada nota, cada letra de fe que nuestras voces brindaron a Nuestra Reina. Alguna vez cantamos en Córdoba, pero cantar allí con Nuestra Morena frente a frente, tan cerquita de Ella es algo tan hermoso y especial que jamás podremos olvidar.



Lo que pasó al día siguiente es difícil, muy difícil de explicar. Pareció que Mayo volvía de nuevo, que el segundo domingo llamaba de nuevo a nuestra puerta. Y fue una vez más Rute quien impregnó las calles con el dulce aroma que desprenden sus voces, porque una vez más la música sirvió para que Rute rezára cantando a su Reina, dejando huella por cada una de esas callejuelas estrechas que ya no serán las mismas, porque quedaron por siempre marcadas por el sentir de un pueblo que adora a su Reina. Será difícil olvidar o más bien jamás queramos olvidar un sueño que nunca imaginamos que un día se hiciera realidad. 

Pero si su estancia en la capital fue impresionante, su regreso a Rute fue indescriptible. La parroquia de Santa Catalina sirvió de partida para su regreso a San Francisco. Allí de nuevo pudimos regalar a Nuestra Madre lo mejor de nuestras voces, rezar cantando a Ella, sólo a Ella, y poder recibirla de nuevo con los brazos abiertos como Reina de un pueblo que siempre la quiere, que nunca la olvida. Y una vez más y en su camino de regreso al Llano, Rute hizo eso que también sabe hacer, rezar cantando, entregarle sus voces, sus vivas, haciendo ese camino alegre y emotivo, especial e inolvidable. Tres lugares distintos, tres parroquias para acoger a una Reina y una misma voz que se une al viento para cubrir de alabanzas a su Madre, la voz de esta familia, de este grupo de corazones que nos unimos cada año, con la misma fe, esa fe que corre por cada una de las casas de este pueblo y que hace que cada ruteño vibre cada vez que se pronuncia su nombre, cada vez que se le cubre de vivas, cada vez que se le dice te quiero. 

Coro de romeros Virgen de la Cabeza de Rute 
Escrito revista Morenita 2016 
Foto: Maria José Reina Molina 

lunes, 20 de abril de 2015

De nuevo Contigo

Quizas nos falten las palabras
para explicar que sentimos,
cuando esta familia, Señora
se encuentra de nuevo Contigo,
cuando rezamos cantando
con todo el respeto que mereces,
porque no olvidamos, Morena
y como diría San Agustín,
que aquel que canta reza dos veces.
Cuantos sentimientos escondidos,
cuantos piropos a Tu imagen,
que cantándote nos sentimos
tan cerca de ti, Madre.

Un año se hace eterno,
un año de larga espera
para verte de nuevo, Pastora
pasear por Tu pueblo, mi Reina
y ver como Tu pueblo te canta
y suenan "pajarillos del Llano", Señora
y vivas te lanzan
como abrazos eternos hacia una Madre que adoran, 
y las calles se engalanan 
por manos devotas que te quieren
para que pases Tú, María
la vecina más hermosa que en su barrio tienen.

Poco a poco nuestras voces van despertando,
ya se escucha el eco de un tambor que a compás suenan,
nuestro corazón late impaciente
por cantarte de nuevo a Tus plantas, Morena.




Estaremos nuevamente este año
y como si de una promesa se tratara,
cantándote de nuevo en ese balcón
que tantas emociones lleva grabadas.
Volveremos, como paloma que vuelve a su nido,
para decirte cantando lo que Tu pueblo siente Contigo.

Pronto bajarás de Tu altar,
y cuando ese momento llegue 
y mi medalla lleve colgada 
y la gente no me deje andar
porque todos quieren estar a Tus plantas,
y los vivas no cesen
y roncas queden las gargantas 
viviremos entonces, Señora
mas cerca del cielo esa mañana.

Ahora toca el momento de dar las gracias a los que ante Ti nos están llevando, con su paciencia y su entrega, gracias Juanjo, Mª Aurora y Dani por ser el timón que mueva de nuevo este barco. Gracias también a todo el que de alguna u otra manera pone su granito de arena para que estemos de nuevo este año.  Hoy te pedimos, Morena, por el que por primera vez estará a Tu lado, por ese pequeño que estamos seguros sus padres le inculcaran el bello sentir del romero, por los que por alguna razón no pueden acompañarnos y por aquellos que alguna enfermedad les impide estar Contigo, Tú sabes, Señora, que sus corazones en silencio te estarán cantando. Gracias Madre, por permitir que esta familia se presente de nuevo ante Ti, cantando.

¡VIVA LA REINA DE RUTE!
¡VIVA NUESTRA MADRE!


martes, 22 de abril de 2014

Bendita semilla (escrito revista Morenita 2014)

    

 Otro año más Señora nos preparamos para cantarte, para engrandecerte y alabarte, porque esta es nuestra particular forma de rezarte, entre los acordes de guitarras y castañuelas, al son de panderetas, y con el tambor acompasando las voces de nuestros corazones que te rezan. Una sevillana, una plegaria, una salve, son mucho más que un conjunto de palabras que se unen al compás de una guitarra. Para nosotros cada canción tiene una oración impresa, un sentimiento escondido y una vivencia que nos hace recordar tantos y tantos momentos vividos. 
     
     De nuevo nuestras voces se unen llamadas por un sentimiento que hace revolotear nuestra mente y posarse de nuevo a tus plantas Morena. Que sueña con el repicar de campanas, con flores que surcan el cielo, con esa bendita mañana, con unir nuestras voces acompasadas en un rezo, que sueña contigo Señora, porque soñar contigo hace que nuestro corazón siga latiendo con fuerza, con un único fin: seguir cantándote, regando así la semilla, bendita semilla, que un día se posó en nuestros corazones, semilla que llegó a nuestras manos para que seamos nosotros los que la reguemos día a día, año tras año, acudiendo siempre a la llamada que nos reúne de nuevo ante Ti. Seguiremos custodiando esa semilla para que futuras generaciones puedan tener el privilegio de vivir su devoción de una forma maravillosa y única, especialmente emotiva. Que puedan sentir en sus corazones lo que nuestro corazón siente cuando mayo nos abre de nuevo las puertas de par en par, y nuestras voces se unen para posarlas ante Ti, mi Reina, en una ofrenda permanente de amor, de sentimiento y de fe.

     Hoy nuestras manos se abren de nuevo para acoger en nuestra familia a nuevos corazones que se han unido a nosotros para ayudarnos a regar esa bendita semilla. Desde aquí quisiéramos dar las gracias a todas aquellas personas que han puesto su granito de arena para que este corazón siga latiendo con fuerza.

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!!!
¡¡¡VIVA LA MORENITA!!!
¡¡¡VIVA NUESTRA MADRE!!!
Coro de romeros de la Real Cofradía 
de la Virgen de la Cabeza de Rute



domingo, 9 de febrero de 2014

Ya se respira Mayo

     Poco a poco se va acercando el mes que tanto esperamos y, aunque aun queden unos tres meses para que llegue ese momento soñado, nuestras voces ya se están preparando. Ya hemos comenzado con los ensayos, ya se escuchan sevillanas, plegarias y salves, ya se respira Mayo, impregnando nuestros corazones de sentimiento romero. Vamos preparando poco a poco tantas y tantas canciones que serán la humilde ofrenda que este coro ofrecerá a nuestra Reina, como cada año, acudiendo a esa bendita llamada que nos reúne a Sus plantas.

     Tenemos la enorme suerte de ver aumentada esta familia, con nuevas voces y guitarristas que se han unido a nosotros para rezar cantando a Nuestra Morena. Desde aquí quisiéramos darles la bienvenida y las gracias por unirse a nosotros, ayudándonos y compartiendo su devoción hacia la Santísima Virgen de la Cabeza. Vivirán un año que guardaran por siempre en sus corazones. Ser devoto de la Morenita es algo mágico, imposible de explicar con palabras, ser componente del coro es además tener la suerte de ofrecerle tu corazón al compás de una guitarra, entre sevillanas, rumbas y plegarias, y emocionarte cada vez que le cantas a Sus plantas.


Ya se respira Mayo, nuestro corazón se prepara para rezar cantando a Nuestra Reina, a la que tanto queremos y por la que gritamos con fuerza

¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!!!




     

martes, 29 de octubre de 2013

De una forma diferente

     Hemos vivido un día mágico, especial, inolvidable. Octubre se a vuelto Mayo para rendirse a los pies de la Divina Señora, abriendo sus brazos de par en par para recibir como se merece a nuestra Reina. Allí estábamos sus devotos, siempre con Ella, por cada calle, por cada esquina, con sus palmas, con sus vivas. Multitud de ruteños que se echaron a la calle, filas interminables de fieles, que querían vivir esa bella estampa, que quedara ya por siempre en nuestro recuerdo.

     Varias mujeres de este coro hemos tenido la hermosa oportunidad de vivir nuestro amor a la Virgen de una forma diferente. Siempre hemos estado con Ella, cantándole cada año, con esa particular forma de rezar a nuestra Madre. Nuestra voz a sido siempre la mejor forma demostrarle nuestra fe, nuestro devoción, nuestro cariño. Es difícil explicar lo que bajo sus andas hemos sentido. Desde que su peso se poso en nuestro hombro por primera vez, son muchas las emociones, los rezos, las sensaciones que nuestro corazón ha sentido. Ser bastón en su camino, acercarla al ruteño, queriendo que el tiempo se detuviera por un instante, para poder vivir una y otra vez ese bendito momento. Gracias compañeras, porque juntas hemos hecho realidad nuestro sueño.


     Este coro tuvo la oportunidad de volver a cantar a nuestra Madre, viviendo intensamente este día con la Señora, a la que rezamos cantando, con sevillanas y plegarias, con nuestros rezos y salves, aportando  nuestro pequeño granito de arena en este momento tan especial, tan mágico e inolvidable, como mejor sabemos, cantando a Nuestra Reina.

¡¡¡VIVA LA MORENITA!!!


viernes, 25 de octubre de 2013

El ruteño espera a su Reina







   De nuevo nuestro corazón late impaciente, emocionado. De nuevo el aire nos envuelve con un aroma distinto, impregnándonos de amor, de sentimiento y de fe. Volveremos a vivir un momento de esos que llamamos históricos, de los que conservaremos siempre en nuestro recuerdo, de los que jamás se olvidan. Volveremos a vivir una bella estampa, como la que ya viviéramos hace unos años con motivo del 25 aniversario de la coronación de nuestra Madre. De nuevo la Señora bajará del altar para visitar su pueblo, sus gentes. Y allí estaremos nosotros, sus romeros, aquellos que le cantamos por sevillanas, los que le gritan vivas o los que bajo sus andas la bailan. Esperándola, para acompañarla en silencio, para rezarle, para mirarla.

     Bajo sus andas estarán sus romeras, sus hermanas, las que tanto la quieren, para vivir un momento soñado, mágico y dulcemente especial.

    Y este coro pondrá la nota musical a este momento tan esperado, estando presente en la santa misa, uniendo sus voces para cantar a la Señora, para ofrecerle sus plegarias, rezos y alabanzas. 



¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!